Qué es GNU/Linux. Aclarando conceptos

publicado en: Blog | 0
Share Button

Linux no es un sistema operativo, se trata sólo del núcleo, la parte más importante, eso sí. Así que Linux no es un sistema operativo completo, aunque a menudo usemos su nombre para referirnos a alguno. Seguramente la confusión provenga de ser lo más relevante o lo más significativo del sistema, o tal vez lo usemos para abreviar y no usar la larga y correcta expresión distribución de Linux o GNU/Linux, más ortodoxa y de dudosa pronunciación.

Antes de abordar el desarrollo de un sistema operativo completamente libre ya existían aplicaciones libres que formaban parte de GNU, el inicio del movimiento del software libre actual.

Casi como hobby, Linus Torvalds decidió iniciar en 1991 el desarrollo de un núcleo similar a Unix para procesadores de Intel de la familia 80386, muy populares ya por aquel entonces. Desde sus inicios, Linux se unió a la comunidad del software libre; como a otros proyectos, eso lo impulsó tanto en su desarrollo como en su popularización.

Para que un sistema operativo sea útil a un usuario normal (no-técnico) necesita ir acompañado como mínimo de usa serie de utilidades y seguramente de programas de más alcance, tanto de uso general (como programas de oficina) como de uso específico o vertical (como aplicaciones para diseño gráfico, CAD, cálculo científico, edición de audio y vídeo, contabilidad…) La finalidad de las distribuciones de Linux es empaquetar junto con el núcleo las aplicaciones que consideran relevantes, simplificar la instalación en el ordenador del usuario y hacer que la instalación, desinstalación o actualización de componentes mantenga coherente y estable el sistema.

Una de las cosas que más extraña a los que no conocen a fondo el mundo del software libre es la gran variedad que existe de distribuciones de Linux que, lejos de ser un inconveniente son una gran ventaja, que permite elegir la más conveniente a nuestro uso, y representan una muestra de libertad. También sorprende al principio que unas deriven de otras. Al constatar lo diferentes que pueden ser de las originales las distribuciones derivadas y las ventajas que eso representa se llega a ver como algo natural.

Aunque no siempre ha sido así, en acadacual usamos la distribución de Linux Debian para servidores y para muchos ordenadores de escritorio. Desde que apareció Linex nos pareció una idea genial, facilitar el acercamiento de los usuarios no-técnicos al software libre con una distribución que le resultara familiar y sencilla de instalar y usar (hay que recordar que cuando se inició el proyecto eso no era tan sencillo en las distribuciones disponibles) La mayoría de los componentes de acadacual somos de Granada, donde estamos, y casi todos andaluces, así que nos encantó cuando se lanzó Guadalinex y siempre la hemos seguido con mucho cariño; como usuarios por temporadas y siempre dándole soporte entre los muchos a los que hemos animado a usar software libre. Ahora también seguimos Ubuntu tanto por ella misma, que ha supuesto un avance crucial en la popularización de GNU/Linux, como por las interesantísimas opciones derivadas que han ido surgiendo ya sea para usos específicos o para dar enfoques alternativos por ejemplo con escritorios diferentes a la propuesta original.